¿Sufres de dolores físicos ?

¿Sufres de dolores físicos ?

Cada vez son menores las barreras y los prejuicios que evitan que el potencial médico de la planta del cannabis ayude a aquellas personas con ciertas dolencias. También son mayores las leyes y los estudios médicos que respaldan las propiedades medicinales y terapéuticas de uno de sus cannabinoides más importantes, el cannabidiol. Por eso, hoy te lo contamos todo sobre el uso del CBD para el dolor.


Se estima que entre el 25 y el 29% de personas en el mundo padece de algún tipo de dolor. Para tratar estos males, el cannabidiol (CBD) se ha erigido como un excelente analgésico ya que su uso no tiene efectos secundarios.


El CBD para el dolor tiene muchas ventajas sobre analgésicos como el ibuprofeno, pues este último puede ocasionar problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, hipertensión, etc. como efectos secundarios. No afecta a los consumidores en su vida diaria.


Otra de las propiedades terapéuticas del CBD es su poder antiinflamatorio. La inflamación de los músculos puede causar mucho dolor y, con el tiempo, terminar por afectar los tejidos. Aunque el uso de analgésicos puede aliviar el dolor, los compuestos químicos que se emplean pueden tener graves consecuencias sobre el hígado, el riñón y el estómago.


Las personas que sufren constantes dolores musculares también están expuestas a posibles ataques de depresión, lo cual puede desencadenar sentimientos de soledad y conducir al aislamiento del paciente, lejos de su familia y de sus amigos a causa del dolor. El CBD —también empleado para tratar la depresión— es capaz de devolver la actividad a los usuarios.

El CBD actúa sobre el cuerpo como una especie de calmante que también relaja los músculos, produciendo una sensación de calma completa en el paciente. Esto resulta útil sobre todo para quienes no pueden mover músculos ni articulaciones a causa del intenso dolor que padecen.

Los pacientes con dolor crónico también presentan problemas para conciliar el sueño. Cuando el dolor es tan intenso, el sueño puede verse afectado. Dormir ayuda a relajar el cuerpo y alivia la sensación de malestar, por lo cual es necesario el uso de CBD para relajar el cuerpo al punto de inducirlo en un sueño profundo. El cuerpo tomará el descanso que necesita para recuperarse.

Además de los malestares físicos, al igual que la depresión, la ansiedad puede apoderarse de los enfermos. El bienestar emocional va de la mano del físico, por lo que es necesario que el paciente se sienta bien para afrontar su tratamiento. El CBD es beneficioso para el sistema nervioso y ayuda a calmar los cuadros de ansiedad.
El CBD es un producto de fácil uso. Unas gotas de aceites de CBD bastan para aliviar el dolor crónico en lugar de consumir pastillas, píldoras y cápsulas que muchas veces tienen mal sabor y son de tamaños exagerados.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.